Periodismo feminista, una urgencia en las redacciones mexicanas

by Enlace Noticias

La ganadora del Breach/Valdez de Periodismo y Derechos Humanos de este año cuenta a Noticias ONU cómo se dio cuenta de que en México la tentativa de feminicidio es un delito que cae en un vacío legal y señala la necesidad de que el periodismo tenga una perspectiva de género.

Gloria Piña es periodista en la Ciudad de México. Actualmente es reportera de la revista MX y ha colaborado en diversos medios de comunicación, especializándose en perspectiva de género y corrupción.

Hoy es una profesional de la comunicación orgullosa ganadora del Premio Breach/Valdez de Periodismo y Derechos Humanos, convocado por distintas agencias de la ONU y otras entidades enfocadas en reconocer el trabajo periodístico en México.

El galardón reconoce la labor de las personas cuyos trabajos tengan un enfoque en la protección, la defensa, la promoción y la divulgación de los derechos humanos.

Piña es la ganadora del último certamen con el reportaje Las sobrevivientes olvidadas por la justicia”.

El reportaje, que se publicó el 21 de mayo del 2021 en diversos medios mexicanos, surgió a partir de la pregunta ¿Qué viven las supervivientes de un feminicidio?

Gloria Piña cuenta a Noticias ONU que su investigación empezó entrevistando a diversas abogadas feministas sobre el proceso que pasan las mujeres cuando presentan una denuncia ante las Fiscalías o Ministerios Públicos.

Según la periodista, desafortunadamente existen bastantes estadísticas y reportes una vez que se perpetra un feminicidio, pero se sabe poco de lo que pasa en el entorno de una sobreviviente.

“Iniciamos la investigación entrevistando abogadas feministas sobre lo que pasaba respecto al delito de tentativa de feminicidio, No se sabe lo que es el intento de feminicidio, y nos dimos cuenta de que hay un vacío legal y mucha falta de perspectiva de género para tratar esto”, dijo.

Tras las investigaciones, la documentación recopilada y los casos concretos, pudo constatar el vacío legal existente en la impartición de justicia y empezó a partir de ahí a redactar su informe, que empieza así

“A pesar de recibir 37 puñaladas en todo su cuerpo, Jeysol venció a la muerte. Es una sobreviviente de feminicidio, pero la justicia mexicana no la protegió. Una mala actuación de las autoridades al clasificar como lesiones un hecho de violencia extrema que debió ser tentativa de feminicidio, causó que pasara un calvario entre hospitales y audiencias durante seis años, sin obtener justicia ni tranquilidad todavía. Su agresor sigue libre”.

La colección de informes que recolectó Piña para su artículo arrojó una falta de perspectiva de género en las dependencias encargadas de administrar justicia, además de reflejar la vulnerabilidad en la que se encuentran las mujeres que deciden denunciar un intento de asesinato por parte de sus parejas.

Según los datos de los que dispuso, en los últimos ocho años, las fiscalías de todo el país abrieron 595 investigaciones diarias en promedio por golpes, quemaduras, estrangulamientos, lesiones con armas blancas o de fuego contra mujeres. En total, más de 1,7 millones denuncias. Sin embargo, en el mismo lapso sólo se abrieron 781 diligencias de investigación por feminicidio en grado de tentativa.

Fuente: https://news.un.org/es/story/2022/05/1509522

Ver también